Si Mahoma no va al conocimiento, el conocimiento va a Mahoma

No hay comentarios

Viviana Chiang, estudiante de Ingeniería Industrial en el Campus Mexicali, colabora con el Comité Mexicano de la Memoria del Mundo, difundiendo sus avances a través de Instagram

El gran alcance de las redes sociales virtuales, cuyo contenido llega a miles de usuarios en cuestión de segundos, trascendiendo fronteras, diferencias horarias, de edad e incluso de idiomas, es una gran herramienta para dar proyección y visibilidad a iniciativas culturales y de promoción de la historia.

Sabiendo esto, el Comité Mexicano de la Memoria del Mundo (CMMM), representación nacional del Registro de la Memoria del Mundo, consideró importante tener presencia en Instagram, una de las plataformas más populares de internet, con el objetivo de presentar a los usuarios de manera interesante y accesible el acervo histórico que esta iniciativa reúne.

Se trata de una labor que pudiera parecer sencilla y divertida, y aunque lo es, también implica dedicación y estrategia, comentó Viviana Chiang Auyón, quien desde diciembre del 2019 trabaja de manera voluntaria en la creación y manejo del Instagram del CMMM, actividad que suma a su horario escolar, ya que es alumna del cuarto semestre de Ingeniería Industrial en CETYS Universidad Campus Mexicali.

El Registro de la Memoria del Mundo es una lista de patrimonio documental que ha sido aprobado por el Comité Consultivo Internacional y ratificado por el Director General de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), como elemento que cumple los criterios de selección del patrimonio documental considerado de importancia mundial.

Dicho patrimonio está conformado por documentos de todo tipo: cartas, fotografías, planos, notas periodísticas, obras musicales y escritos jurídicos, públicos y privados, que dan cuenta de diferentes épocas y acontecimientos que marcaron la historia de alguna región, ciudad, e incluso del país entero, explicó la desarrolladora de contenido y mánager digital del CMMM.

“Fue a través del Dr. Daniel Sanabria, Director Estatal de Bibliotecas de CETYS, y que forma parte del CMMM, como recibí la invitación para participar. Es un trabajo que lleva su tiempo, pero es una buena causa, tanto aprendo yo como los seguidores de la página, se van informando de cosas que no conocían, y el conocimiento se va extendiendo. Uno sabe que México es un país con muchísima cultura, pero pocas veces nos damos la oportunidad de revisar documentos que forman parte de la historia, y que nos transportan a los episodios importantes”, comentó.

Ciudadanos globales e identidad nacional

A sus 20 años de edad, Viviana sabe que la mayoría de los jóvenes, como ella, utiliza las plataformas sociales de internet para comunicarse y buscar información. Sin embargo, el contenido relacionado con la cultura e historia nacional es poco consultado.

Esto explica la presencia en Instagram del CMMM, red en la que busca acercarse a ellos, y que, de manera espontánea, sin hacer un esfuerzo adicional de investigación o consulta, los usuarios mantengan contacto con los documentos y datos históricos.De esta manera, es más fácil que los reciban con agrado y los almacenen en su acervo personal.

“Es una forma de adquirir conocimiento de muy fácil acceso, evita tener que desviarse, simplemente te vas a la plataforma que ya usas y tienes la información ahí, no te toma nada de tiempo, y te enriquece culturalmente, y aunque el primer objetivo son los jóvenes, sirve para todos, en general”.

El principal aporte de esta actividad, es concientizar a los seguidores del CMMM en redes sobre la riqueza cultural de México, y fortalecer la identidad nacional.

“En esta época de globalización, si no tenemos en claro quiénes somos, de dónde provenimos, cuáles son nuestros fundamentos, nuestras bases; ¿Cómo nos decimos ser ciudadanos globales si no podemos compartirle al mundo desde nuestra experiencia propia la riqueza de nuestro país? Es súper importante estar al tanto de la riqueza cultural que hay en México, y es lo que estamos trabajando en el perfil @mexicomemoriadelmundo, visítenlo, les será de mucha utilidad”, concluyó.

Para saber

En 1992, la UNESCO estableció el programa Memoria del Mundo, destinado a proteger y promover el patrimonio documental del mundo, a través de la preservación y el acceso a dichos documentos.

Gran parte del patrimonio documental está desapareciendo debido a causas naturales: el papel, la piel, el pergamino, la película y las cintas magnéticas son expuestas frecuentemente a la luz, el calor, la humedad y el polvo, agravados por fenómenos naturales como tormentas, inundaciones o temblores, así como por desastres provocados por el hombre, o simplemente la indiferencia y el descuido.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *