¿Estás en una relación sana?

No hay comentarios

Al inicio, toda relación es “color de rosa”. Con el paso del tiempo, es importante identificar algunos aspectos de convivencia que determinan si una relación es positiva, o conlleva algún grado de toxicidad, explicó Elisa González, Psicóloga de la Preparatoria CETYS Campus Mexicali  

En ocasiones, los noviazgos fracasan porque el amor que hay en ellas no es sano. Aprender a establecer buenas relaciones amorosas desde los primeros años de la adultez marca de manera positiva el proceso de formación de identidad de las personas, y ayuda a evitar dichos fracasos.

Así lo expuso la Psicóloga Elisa González, miembro del Departamento Psicopedagógico de la Preparatoria CETYS Campus Mexicali, quien explicó que el amor se puede aprender, principalmente del ejemplo que niños y jóvenes encuentran en parejas cercanas, por ejemplo, en el núcleo familiar con los padres, abuelos, tíos u otros adultos alrededor.

¿Cuándo es sana una relación amorosa?

Toda relación, en su etapa inicial, es “color de rosa”, refirió la experta. Pero, a veces, ese filtro no permite a las personas darse cuenta de que su dinámica de pareja no es tan sana como debiera serlo.

Para propiciar relaciones saludables, antes de iniciar una es recomendable realizar una autoevaluación e introspección, para hacernos conscientes de nuestras expectativas, haciéndonos preguntas como ¿Qué es lo que quiero? ¿Qué es lo que no deseo? ¿Qué es negociable? Esto nos ayuda a conocernos más, y a estar preparados para compartir nuestra vida con otra persona.

A propósito del 14 de Febrero, Día del Amor y la Amistad, la Psicóloga Elisa González compartió la siguiente guía que puede ayudarte a que tu relación amorosa sea sana y puedas identificar cuando ésta conlleve algún grado de toxicidad.

Una relación es sana cuando:

Experimentas 3 tipos de atracción:

1-. Física: Esta es la más obvia, quiere decir que te agrade la apariencia exterior de tu pareja.

2-. Emocional: Esto implica que ambos puedan conocer y conectar con las emociones propias y con las del otro, por ejemplo, saber cuándo están tristes, felices, cansados, desmotivados…

3-. Cognitiva: Es la más importante porque engloba las dos anteriores y añade que la manera de ver el mundo y de entender la vida entre tú y esa persona especial sean similares, o bien, tengan puntos en común. “Sabes que tienes esta atracción con tu pareja cuando siempre hay tema de conversación” comentó la Psicóloga Elisa.

Basan su convivencia en 5 pilares fundamentales:

-Comunicación efectiva
-Respeto
-Compromiso
-Actualización y reflexión
-Empatía

Tienen espacio, cada uno, para vivir sus tres mundos:

– El mundo Yo:  Se centra en tus actividades personales.
– El mundo de él o ella:  Se trata exclusivamente de las actividades de la pareja.
– “Nuestro mundo”: Son las tareas que realizan en conjunto, las que hacen con la familia del otro y aquéllas en las que se involucran amigos en común.

Cuando una pareja se identifica con la mayoría o con todas las claves expuestas anteriormente, es muy probable que se trate de una relación sana y exitosa,  En cambio, si notan que estos puntos faltan en el desarrollo de su convivencia, es importante replantear el objetivo de dicha relación, e incluso, buscar orientación profesional.

La experta de CETYS recordó a las parejas que el amor no es sinónimo de dolor. “Si tu relación no anda bien y decides concluirla, esto no significa que en el futuro todas tus relaciones serán iguales. ¡Al contrario! Agradece la experiencia y busca siempre mejorar”, concluyó.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *