El nuevo paradigma sobre la vejez en el siglo XXI

No hay comentarios

 

 

Al leer el texto de Elmyra Ibáñez Zepeda del 2012 titulado Llegar a viejo en la frontera norte: el envejecimiento demográfico en Baja California se vuelve irresistible la pregunta: qué sucede al volvernos más añosos y cómo nos adaptamos a ello?  Desde finales de 1990 la Organización Mundial de la Salud dejó atrás el concepto de envejecimiento saludable para dar la bienvenida al de Envejecimiento Activo. El tema del envejecimiento de la población en el continente europeo y asiático no es una novedad…pero si lo es para la América Latina. En México  el Consejo Nacional de Población estima que para el 2050 habrá al menos una persona por arriba de 60 años por cada tres habitantes (un tercio de la población total será vieja). El tema es interesante porque se acerca tanto un reto como una oportunidad, particularmente para los que nos desenvolvemos en áreas de salud, tanto fisica como mental.

El reto descansa en hacer frente a las nuevas condiciones de salud del grupo en vejez: enfermedades como la diabetes y la hipertensión deben ser atendidas con prontitud puesto que comprometen la integridad de órganos como el corazón y el cerebro; las enfermedades neurodegenerativas como la demencia tipo Alzheimer exige atención farmacológica especializada y atención asistencial altamente capacitada por parte de neuropsicólogos, fisioterapeutas y equipo de apoyo; condiciones debilitantes como la  osteoartritis y la fragilidad exigen cuidados y estructuras arquitectónicas especiales para el mantenimiento de la autonomía motora. Ni que decir de los servicios de seguridad social que se requieren en este periodo de vida: sustento económico para hacer frente a las condiciones de la vejez, apoyo en la seguridad social para el mantenimiento de actividades productivas, ajustados beneficios financieros para las familias que requieran centros de cuidados para el adulto mayor, etc…

La oportunidad está vinculada al presente de la humanidad, un momento sin precedente en la historia: el periodo de vejez, por primera vez,  tendrá una duración mayor que el periodo productivo o reproductivo de nuestras vidas terrestres. En este marco es donde el concepto de Envejecimiento  Activo tiene lugar: el paradigma mundial para este siglo XXI, el siglo del envejecimiento de la población,  es ver la vejez desde la perspectiva de la PREVENCION, es decir, estimular a la población actual a desarrollar un estilo de vida adecuado, que asegure una vejez sin deterioros más allá de los esperados por la vejez natural.

Habrá que pensar: qué cambios preventivos habrán de hacerse  de inmediato para tener un envejecimiento activo? Qué acciones son requeridas en el campo de la salud mental  para asegurar, especialmente en el municipio con más adultos mayores de Baja California (es decir Mexicali), el desarrollo continuo de nuestros viejos?…. como señalamos antes: este es un reto y una oportunidad, si nos aplicamos podremos, como dice la canción, decir “ahora sé que fui feliz, que si lloré, también amé, puedo vivir  hasta el final, …a mi manera!” .


Dra. Julieta Bonilla, Catedrática de tiempo completo Escuela de Psicología, CETYS campus Mexicali

 

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *