En CETYS comencé a servir a la comunidad

No hay comentarios

La Asociación Cadenas de Ayuda para México tiene su origen en el año 2002, cuando un grupo de personas sensibles de las necesidades básicas del ser humano y preocupadas por el bienestar de niños enfermos, deciden reunirse para servir a la familia de un menor de escasos recursos que requería un trasplante de hígado.

Entre este grupo figura Rosa del Carmen Montaño Fimbres egresada de Preparatoria y de la carrera de Contabilidad en CETYS quien asegura se quedó en CETYS despues del bachillerato porque se sentia cobijada con el cariño de los maestros y ni hablar de los compañeros con los que hizo muchas amistades.

Con el paso del tiempo, Rosa del Carmen se convierte en Directora de Cadenas de Ayuda luego de que el boteo por las principales calles de la ciudad de Mexicali, con el afán de reunir fondos para la cirugía fuera un éxito y se lograra reunir la cantidad para el monto de la operación y para subsidiar los gastos médicos del menor.

“Agradezco a CETYS por abrir estos espacios y dar la oportunidad a personas en la sociedad de promover y hacer visibles diversas actividades sociales y de otras temáticas”.

Servir

La egresada dijo que la asociación, realiza su actividad filantrópica con total desinterés de adquirir algún beneficio a cambio, “por el contrario, estamos convencidos de la importancia de fomentar en los seres humanos la compasión, el servicio, la gratitud, la perseverancia y la honestidad como parte de la actitud hacia los demás, tratando de involucrar a otras personas, instituciones, empresas u organizaciones, que puedan brindar su apoyo“.

En el año 2008, dijo la directora, Cadenas de Ayuda realiza su primera actividad formal, una rifa entre amigos, para una niña con cáncer que requería apoyo para solventar sus tratamientos médicos.

“A partir de ese año, se han realizado sorteos cada vez con un mayor número de participantes y diversas actividades para recabar fondos a las que se vienen sumando, de manera constante, benefactores y voluntarios que forman los eslabones de las cadenas de ayuda”.

Formación en CETYS

A su paso por la institución, Rosa del Carmen Montaño tiene grandes recuerdos en los que destacan una promoción de valores muy importante y el impulso en el sentido de servir más allá de las aulas.

“CETYS es una institución que fue como la extensión de mi propia casa, de mi familia. Tenemos semejanzas como la es de ayudar al prójimo, cuando yo llegué a CETYS me sentí com en mi casa, esa sensación de calidez, seguridad y rodeada de un ambiente de personas que te hacen sentir querido y propician el medio para desarrollarte”.

Montaño Fimbres externó que la institución cuenta con un cuerpo docente excelente, comprometido y entuiasmado por enseñar, sumado a un equipo administrativo que quiere al CETYS.

“Si un mensaje les puedo dar a los alumnos de hoy es que están en una gran universidad y esto se debe en gran medida  a su consejo directivo que forma el IENAC, constituido por personas con calidad moral, empresarias y de las familia que han forjado la ciudad y fomentado la educación”, explicó.

Finalmente, la egresada compartió a la comunidad Alumni la necesidad de estar cerca del CETYS y  de practicar la gratitud.

“Considero que debemos de agradecer a nuestra Alma Mater y ser un testimonio de lo que la institución invirtió en nosotros; ser un promotor hacia la sociedad, otras instituciones para apoyarla y levantar la mano cuando se require nuestra participación”.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *