“Yo soy ése al que le dan el balón”

No hay comentarios

Carlos Yaszir González Martínez, “El Cuba”, concluye su participación en el programa de futbol americano de CETYS como Bicampeón Nacional y máximo corredor de yardas en la historia de CONADEIP

El Headcoach, el Capitán del equipo y Carlos Yazsir levantan la Copa de Campeones.

Suena el silbido en la ciudad de Querétaro que da por concluido el juego de futbol americano en la Final del Grupo Libertad de la Liga Premier CONADEIP: Los Zorros de CETYS Universidad Campus Mexicali saltan al campo, emocionados al haber obtenido el Trofeo de Campeones por segunda vez consecutiva, y a lo lejos se ve al jugador con el número 32, siendo abrazado por coaches y jugadores, pues al igual que otros 10 atletas es su último partido con Zorros y se despiden del emparrillado como bicampeones nacionales.

Cerrando con broche de oro su participación deportiva en CETYS Mexicali.

Su nombre es Carlos Yaszir González Martínez, aunque todos lo conocen como “Cuba” o “Cubita”, un apodo que obtuvo cuando conoció de primera mano el Futbol Americano y comenzó a fraguarse el sueño de jugar algún día en Estados Unidos, sin sospechar que ese momento llegaría pocos años después vistiendo y defendiendo los colores amarillo y negro de CETYS Universidad.

El “Cuba”, en el estadio de Ottawa University en Phoenix, Arizona.

Desde que comenzó a jugar futbol americano y que supo que había una Selección Nacional y en algunos casos hasta podría jugar en Estados Unidos, Carlos Yaszir se fijó esa meta que alcanzó en 2016 cuando llegó a CETYS Universidad Campus Mexicali siendo elegido para la Selección Nacional gracias a su gran desempeño en la temporada, enfrentando al equipo de las Barras y las Estrellas además de jugar en 2017 representando a Zorros en Estados Unidos ante los Humboldt State Jacks.

“Cubita tuvo su primer juego internacional en Eureka, California, ante los Humboldt State Jacks.

“CETYS me ayudó a conseguir mi visa, fue un sueño conocer el nivel de juego en Estados Unidos, la cultura del país y cómo es vivir un juego allá, como escuchar la banda de música o el ritual de sus parrilladas.

Carlos conoció la fiesta y costumbres del futbol americano en Estados Unidos.

Este año (2018) también fuimos a jugar en Phoenix, Arizona y a Los Ángeles, California, además nos visitó en casa el equipo de Occidental College, fueron grandes experiencias, todo jugador siempre ha soñado enfrentarse con un equipo de Estados Unidos y ser parte de una Selección Nacional: CETYS Universidad me ayudó e impulsó para dar ese paso enorme”, nos comentó emocionado Carlos.

Saludando a los jugadores de OXY de Los Ángeles, California.

Comienza la aventura

Carlos tenía sólo 11 años y se juntaba con los niños de su barrio para jugar soccer, cuando un día accidentalmente rompieron los focos de la cancha y se quedaron sin iluminación para jugar; ahí estuvieron sentados sin nada que hacer hasta que a la distancia vieron como llegaba un grupo de niños a entrenar futbol americano.

Alguien les gritó si querían unirse, siendo Carlos el único que se animó a jugar “tochito” antes del entrenamiento formal y fue cuando le preguntaron si había jugado antes, a lo que Carlos respondió que en Estados Unidos y algunos niños le respondieron que no parecía de Estados Unidos, más bien de Cuba: La realidad es que Carlos, ni había jugado antes y jamás había salido de su ciudad, mucho menos del país.

Carlos cumplió su sueño de jugar en territorio estadounidense.

Cuando le preguntaron cuál era su posición, Carlos solo respondió “soy ése al que le dan el balón”, a lo que los demás asumieron por su respuesta y complexión física que era corredor comenzando a escribirse así la historia que le daría a Carlos muchas satisfacciones aunque también grandes retos que cumplir; más tarde en ese año, dos de sus compañeros de equipo, Carlos Arturo Vega y Daniel Aceves, quedaron en el mismo salón que Carlos al entrar a secundaria y fueron los que esparcieron entre los estudiantes el apodo de “Cuba”, como actualmente se le conoce cariñosamente entre la comunidad deportiva y académica.

González Martínez hizo buena mancuerna con el Quarteback Kevin Barak.

Ese primer equipo donde conoció el futbol americano fue Vaqueros de Cabo San Lucas categoría Infantil Mayor o Potros, pero “Cuba” lo dejó porque “él y sus compañeros eran algo desastrosos a esa edad”; luego ingresó una temporada con Piratas para luego unirse a Lobos Marinos de Los Cabos en donde se le abre el panorama y también la puerta para entrar a Lobos Marinos de TEC La Paz.

Llamadas que cambian la vida

Fue en ese 2013 cuando “Cuba” sale de su casa en Los Cabos por una llamada del coach Guillermo Espinosa, que lo invita a unirse al equipo de TEC La Paz; en ese entonces Carlos había dejado los estudios y acepta la invitación sin saber que para jugar, debía seguir estudiando la prepa: “Le agradezco mucho al coach porque él sabía que si me decía que tenía que estudiar para seguir jugando, en ese instante colgaba y no me dedicaba a esto, entonces fue una mentirilla piadosa de su parte que me ayudó y me abrió las puertas”, nos comenta divertido Carlos Yaszir.

En 2015, la institución toma la decisión de cerrar el programa y Carlos pensó que era el final de su carrera como deportista pero un mes antes de salir de preparatoria, recibe la llamada del Coach Ofensivo de Zorros Mexicali -Armando Llerena- justo cuando Carlos pensaba regresarse a casa y renunciar a todo: “El coach me invita a pertenecer al equipo de Zorros Mexicali, al principio no me la creía porque desde chico yo quería una oportunidad como ésta, dicen que los tiempos de Dios son perfectos y pues aquí lo he comprobado otra vez, cuando te toca tienes que aprovechar al máximo la oportunidad”, nos comentó Carlos.

“Cuba” terminó siendo el Mejor Corredor de Todos Los Tiempos de la Liga Premier de CONADEIP.

“Fue un cambio de 180 grados, el apoyo aquí en Mexicali fue totalmente diferente, tanto por parte de la escuela como de los coaches pues en lo que pueden me echan la mano y CETYS me ha respondido 100 por ciento, es algo muy importante porque sin ese apoyo yo no estuviera aquí; contar con mi beca y poder obtener mejores estudios, realizarme como profesionista y ser humano es para mí una bendición”.

Los 4 motores de “Cuba”

“Tengo cuatro mujeres que amo con todo mi corazón, son mi madre Lucía y mis tres hermanas: Paola, Nancy Michelle y Lucy, ellas son mis motores, las que me dan fuerza para levantarme cada día pues todo lo que hago es pensando en ellas; tuve una época muy oscura en mi vida y ellas cuatro estuvieron ahí sufriendo lo que yo hacía. En ese momento no lo veía, pero ellas siempre estuvieron ahí y nunca me dieron la espalda, ni me negaron, ni se avergonzaron, siempre estuvieron conmigo”, nos comenta orgulloso el “Cubita”.

Sus hermanas y madre son las que empujan a ser mejor a Carlos.

Y ellas están orgullosas de Carlos y de que esté haciendo las cosas de la mejor manera, aunque es difícil y se extrañan mucho, pues se ven cada seis meses, así que cuando por fin llega la temporada del año en que Carlos regresa a casa, tratan de estar siempre juntos pues eso los llena de energía para continuar: “Cada semestre estoy con ellas alrededor de dos o tres semanas, siempre trato de quedarme en casa, platicar ponerme al tanto y decirles cómo me fue, que hice mal y que hice bien; ellas siempre me están preguntando qué me hace falta y tratando de encontrar la forma de ayudarme al igual que mucha gente”, nos confiesa Carlos.

¡Hasta siempre, Campeón!

Posando con sus compañeros y el Trofeo de Campeones 2018.

Ese sábado 1 de diciembre de 2018 fue una gran final para “Cuba” en el estadio de Borregos del TEC Campus Querétaro, una noche llena de emociones que culmina la gran carrera de Carlos conquistando el Campeonato Nacional por segunda ocasión consecutiva y el título de mejor corredor en la historia de CONADEIP, al recorrer 3 mil 423 yardas y anotar 42 touchdowns en 43 partidos jugados de 6 temporadas. Ahora Carlos piensa seguir apoyando al equipo desde otra trinchera, auxiliando a los entrenadores además de dedicarse completamente a sus estudios de Ingeniería Industrial.

Carlos Yaszir agradece a todos los que lo apoyaron.

“Este juego y toda mi carrera como deportista se la dedico a las 4 mujeres que quiero mucho,  a toda la gente de Baja California Sur, en especial a Los Cabos y La Paz,  así como a la gente de Mexicali y a todos los que me han apoyado, como mis amigos en San Diego, California que siempre han estado conmigo; a toda esa gente especial, va con todo mi cariño, es para Mexicali, es para CETYS, para mi familia, es algo muy importante que me dio amigos, muchos éxitos y mucho aprendizaje, va por toda esa gente que sin esperar nada a cambio dio todo por mí”, finalizó el “Cubita”.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *