Recomendaciones financieras para empresas durante la emergencia nacional por COVID-19

No hay comentarios
cetys

En el aspecto económico, el sector empresarial han sido uno de los los principales afectados durante la actual emergencia sanitaria desencadenada tras la declaratoria de pandemia que el COVID-19 recibió por parte de la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Los sectores industriales relacionados con la producción de insumos médicos, productos de higiene y artículos de la canasta básica, han visto un alza en sus venta, sin embargo, el panorama no es igual de positivo para otros giros, explicó el Mtro. Enrique Luna, Coordinador de la Licenciatura en Contador Público Internacional (CPI) de CETYS Universidad Campus Mexicali.

Ante la falta de respuesta por parte de las autoridades gubernamentales correspondientes, como el Poder Ejecutivo Federal o la Secretaría de Hacienda y Crédito Público, quienes hasta el momento no han emitido un plan de estímulos y apoyos para los empresarios (a excepción de programas de microcréditos) en medio de la contingencia, y pese a la solicitud de Cámaras Empresariales, Colegios de Contadores, y representantes de los afectados, la responsabilidad de buscar y aplicar las mejores prácticas que permitan a la empresa mantenerse a flote queda directamente en manos de los empresarios, explicó.

Tomando en cuenta lo anterior, el Mtro. Luna emitió las siguientes recomendaciones que pueden ayudar a los sectores emprendedor y empresarial a tomar buenas decisiones y a mantener, en medida de lo posible, un buen flujo económico durante la pandemia: 

  •  Ajustar los pronósticos y cambiar sus proyecciones:

Se aconseja a las empresas prestar especial atención al flujo de caja, para garantizar la seguridad de los fondos, de acuerdo con el ritmo de los proveedores y los planes de trabajo de los colaboradores.

En particular, deben prestar atención a los cambios producidos de manera repentina o del posible impacto que pueden resentirse en los lugares de origen de los principales productos de la cadena de suministro, lo que podría dar lugar a considerables pérdidas en la propia empresa y replanteamiento de las proyecciones financieras.

  • Ser congruentes con la publicidad que se emite y con el actuar de la empresa:

Estos momentos son la pauta ideal para la generación de nuevos modelos de negocios o para reinventar los existentes, por lo que, en caso de optar por dar promociones en servicios y productos, estos deben mantener concordancia con las acciones que los empleadores llevan a cabo hacia sus colaboradores.

  • Cuidar los insumos con los que se cuenta en el inventario:

Se debe prestar atención a las recomendaciones sanitarias, manteniendo en inventario solo lo necesario para producir, sobre todo si la materia prima que se utiliza es un artículo perecedero. También, es importante considerar que la siguientes semanas casi todos los negocios estarán experimentando una disminución en sus ventas, por lo que es importante considerar no realizar altos volúmenes de compras. 

  •  Apoyo al equipo de trabajo:

El activo más importante de cualquier negocio, siempre será el equipo de trabajo, ante esta situación del COVID-19 muchas empresas han optado por la liquidación de personal. En esta crisis sanitaria las empresas están vendiendo fracción de sus ventas promedio o simplemente no está vendiendo porque se encuentran dentro de las actividades no esenciales, por lo que difícilmente podrá mantener sus gastos operativos (por ejemplo el pago de sueldos), hay que tratar de buscar un punto medio entre patrón y trabajador, para mantener en marcha el negocio así como mantener el sustento económico del trabajador. Trabajo en equipo será clave para mantenerse a flote.

 

  • Tratar de no solucionar los problemas por medio de créditos personales:

El Fondo Monetarios Internacional (FMI) lo externó a principios de Abril de éste 2020, ´´la recesión económica mundial generada por la emergencia sanitaria del COVID-19 ha paralizado la economía global y es mucho peor que la crisis de hace una década (2008-2009)´´. Se entiende que el escenario no se prevé favorable. Todas las empresas tienen gastos corrientes y fijos que deben subsanar mes a mes, sin embargo, se debe evitar la solicitud de créditos personales a la banca para resolver la situación, pues esto sólo representará una solución momentánea que podría convertirse en un error bastante caro para la proyección financiera de la empresa. Recordemos que la situación sanitaria (al menos en México) se puede extender hasta finales del año.

  • Estar al tanto del posicionamiento por parte de las autoridades para la toma certera de decisiones:

La evolución de la situación mundial derivada por la pandemia del COVID-19, ha ocurrido de manera veloz. La información cambia constantemente, por ello es imperativo que quienes toman las decisiones en las empresas se mantengan actualizados de lo que los expertos en materia de salud y economía sugieren día a día.

 

Para cerrar, el Mtro. Enrique Luna explicó que la mayoría de las empresas están expuestas a sufrir diferentes tipos de crisis por riesgos inesperados en cualquier momento. Por ello, es fundamental establecer o fortalecer sus sistemas de gestión de riesgos financieros, para poder identificarlos y elaborar un plan de mitigación.

cetys
Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *