Como participar como mamá en la internacionalización…y no fallar en el intento.

No hay comentarios
cetys

Todos hablan de la internacionalización en estos días, pero la pregunta clave es ¿cómo poder participar sin fallar en el intento?. El ser mamá en estos tiempos es un reto importante en nuestras vidas ya que vivimos una realidad diferente a la que vivieron nuestras mamás o nuestras abuelas. Cada uno de nosotros vivimos la internacionalización diariamente y a veces no nos damos cuenta; el comprar productos de marcas extranjeras, el escuchar música en un idioma diferente al nuestro, el viajar, el tener amigos en Facebook de otras partes del mundo, son actividades que nos internacionalizan individualmente. Por lo tanto, ¿cómo podemos ayudar a nuestros hijos en este mundo tan diferente que están viviendo?.

Pongo en la mesa la siguiente reflexión: nuestros hijos se enfrentan a una situación laboral muy competitiva donde deben mostrar sus habilidades ante un entorno internacional. Deben conocer y entender las diferencias culturales; deben comunicarse en un idioma que no es el suyo, ya sea inglés, francés, chino mandarín u otro; deben saber trabajar en un ambiente laborar con normas internacionales, debes salir de su área de confort y enfrentarse a retos importantes. En fin, un sinfín de situaciones para las cuales deben estar preparados y aquí es donde, como mamás, debemos orientarlos. Seguramente todas estamos de acuerdo en que queremos darle a nuestros hijos las herramientas necesarias para que puedan “lograr sus sueños” personales y profesionales. Para esto, es necesario que nos subamos al barco y apoyemos sus decisiones sin que nos dé miedo. Bajo mi experiencia de trabajo en el área de Programas Internacionales de CETYS Universidad, puedo comentar que la mejor manera de apoyar a nuestros hijos es buscarles opciones de estudio en instituciones educativas donde la internacionalización sea base fundamental de su misión y visión. Con esto, nuestros hijos podrán entrar en este juego internacional gracias a las diferentes actividades que la institución ofrezca, ya sea una estancia lingüística, un viaje de estudio, un curso intersemestral en el extranjero, o lo tradicional, un intercambio.

Nuestros hijos tienen la oportunidad de realizar múltiples actividades internacionales las cuales les permitirán abrir su mundo de posibilidades y enfrentarse a retos grandes. Haciendo una retrospectiva, en los 90’s, cuando estudié la carrera de Relaciones Internacionales (uff hace unos años), mis posibilidades de estudio en el extranjero eran muy pocas, caras y con muchos papeleos. Ahora, los jóvenes cuentan con un sinfín de oportunidades y apoyos que les facilita esta experiencia. Por lo tanto, como mamás, nos queda el confiar en nuestros hijos y dejarlos “abrir las alas”.

Yo, como mamá de dos jóvenes, les puedo asegurar que no se arrepentirán de apoyar a sus hijos y que podrán ver como resultado, profesionistas capaces de enfrentar cualquier reto, personas capaces de construir su camino en la vida con bases fuertes y seres humanos felices al ser parte de este mundo global.

cetys
Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *