Orientación vocacional: indispensable para la formación de profesionistas comprometidos

No hay comentarios

El tener claridad y decidir estudiar una carrera profesional en particular, es un paso determinante para los jóvenes que ingresan a las universidades, algo que la CETYS Alumni Marcela Sotelo, comprende muy bien en su labor diaria como psicóloga especializada en orientación vocacional.

Para la experta en temas vocacionales, el surgimiento de dudas en los jóvenes sobre su futura trayectoria profesional, está influenciado tanto por elementos externos, a nivel social, como internos, desde el desarrollo personal.

“Todos conocemos a personas que estudian una carrera y no les gusta, o inician su formación y la dejan trunca, esto es porque hay un desconocimiento propio de sus habilidades o aquello para lo que se es bueno”.

Para ayudarnos a entender esta problemática, la especialista enumera cuatro principales razones por las cuales los jóvenes suelen tener dificultades al emprender un camino profesional:

  1. Poco autoconocimiento: “muy pocos jóvenes te dirán más de una o dos cosas por las cuales son buenos, ya que no tienen una noción completa de sus capacidades” comentó la CETYS Alumni. De acuerdo con la experta, es necesario que los jóvenes pasen por un proceso de autoconocimiento para que puedan enfocar sus esfuerzos a una carrera profesional que les satisfaga.
  2. Presión familiar y social: aquellas personas que están buscando apoyo en orientación vocacional, pueden dejarse llevar por las trayectorias profesionales de su familia o amigos y, aunque muchos pueden tener una vocación similar a sus padres, no es el caso de todos, y esto no debe de representar un impedimento para elegir otro camino.
  3. Factores económicos: muchos jóvenes se guían por carreras que, aparentemente, les otorgarán un mayor capital económico a corto plazo. Esto representa un problema, ya que además de lo económico, deben tomar en cuenta factores como qué es lo que quieren llegar a ser, desde una retribución positiva a la sociedad.
  4. Investigar y llevar un ritmo propio: hay muchos jóvenes que no conocen las carreras profesionales, no saben cuáles son todas las materias y se quedan solo con primeras impresiones. A esto hay que agregar que cada persona tiene su propio ritmo, habrá quienes decidan rápidamente a qué quieren dedicarse, otras personas que se gradúen antes, pero debe tenerse presente que, en el camino profesional, la trayectoria es personal y no deben existir comparaciones.

Responder la pregunta ¿cómo sé qué carrera es para mí?, es difícil, pero hay que tener en cuenta que nuestros gustos, profesiones relacionadas con las actividades que disfrutamos o lo que nos gusta aprender, tener información suficiente sobre las carreras que llamen nuestra atención y el objeto de estudio de las mismas, son determinantes al momento de tomar la decisión.

 

Marcela Sotelo, quien desarrolla su trabajo en la empresa Orientación es Vocación; apoya con talleres grupales, individuales y online para que los jóvenes puedan experimentar un proceso de guía vocacional, reitera que lo más importante es el autoconocimiento de las diversas habilidades, el saber qué es aquello para lo que se “es bueno” y desarrollar su trayectoria a ritmo propio.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *