Crear conciencia desde las aulas

No hay comentarios

A partir de los escándalos financieros que se dieron, principalmente en los Estados Unidos en el año 2000, se ha hecho necesario que, a la par de la aplicación de las normatividades técnicas y legales que rigen el quehacer financiero mundial, se aplique la normatividad ética en el campo de la profesión contable principalmente, por ser esta la actividad que refleja y comunica los diversos acontecimientos del hacer financiero de las entidades.

Como todo instrumento creado por el ser humano, la Contaduría también,  ha sufrido una serie de trasformaciones y cambios que están ayudando a que las organizaciones mejoren sus controles internos, adaptándose a las nuevas disposiciones de carácter fiscal, legal y tecnológico, de tal manera que permitan, a estas organizaciones, tanto grandes como a las denominadas Pymes, contar con información contable y financiera que cumpla con las normas nacionales e internacionales de información.

Esta característica de aplicación de las normatividades en cuanto a la recolección y creación de instrumentos de información financiera, proporciona a los usuarios la suficiente evidencia de realidad que les ayuden a tomar decisiones administrativas correctas, todo esto  ha venido a fortalecer a las mismas en sus aspectos operativos administrativos.

¿Qué papel juega en todo esto el Contador Público? Evidentemente que el profesionista de la Contaduría juega un papel principal, sino el único, si el principal en cuanto a la recolección y conformación de la información en documentos técnicos  que presentan la situación verdadera de las organizaciones. Es por ello el compromiso de este profesionista para estar capacitado, además de en los temas que le son propios como es el del área fiscal o contable técnico, del actuar éticamente, llevando a cabo las directrices que el Código de Ética Profesional Contable, le marca al crear la información arriba mencionada.

Sin embargo, y retomando los casos de corrupción financiera, es necesario reforzar constantemente el aspecto ético de la profesión, además, claro del comportamiento ético social en su conjunto. Aquí es donde aparece la función de la escuela y su función como encauzadora del hacer ético del alumno. En esto va que el futuro profesionista tenga siempre presente que es una obligación el acto de ser ético.

A todo lo anterior se debería agregar que, dentro de todos los planes de estudio, y en esto hablo de todas las disciplinas del conocimiento no solo de las contables, se debería incluir siempre aspectos del conocimiento que conduzcan al alumno a tener siempre en mente los aspectos éticos del hacer diario en todos los renglones de la vida.

La vida moderna y la facilidad de comunicación que ahora existe, conlleva el riesgo de que los jóvenes sean influidos por corrientes de pensamiento que le conduzcan a considerar que los actos antiéticos o corruptos forma  parte natural  del comportamiento humano y esto, naturalmente no es así. Es por esto que fomentar el comportamiento ético no es solo tarea de la familia, sino de la escuela con una constante perseverancia en el respeto a los valores fundamentales de la convivencia humana.

Los medios de comunicación juegan otro papel importante, diría que muy importante, al enviar mensajes que pueden ser nocivos a la juventud y aun a ciertos niveles de población que confunden violencia, robo y actos no éticos en general, como la forma de vida de la sociedad humana.

Las escuelas, como ya antes lo menciono, no deben solo pretender enseñar técnicas sino, y principalmente, hacer énfasis en el comportamiento ético, por el bien de toda la comunidad social.


 

La Mtra. Rosa Sumayo Tostado es Coordinadora de la Licenciatura en Contador Público Internacional en la Escuela de Administración y Negocios de CETYS Universidad Campus Tijuana. Le interesan los temas de análisis financieros, costos e ISR de personas morales.

Puedes encontrar más opiniones de nuestros académicos en “De la idea al Negocio“.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *