A propósito del Buen Fin, ¿sabes qué son las ventas flash?

No hay comentarios

Las ventas flash o flash sales son los términos empleados por la mercadotecnia en México y Estados Unidos, respectivamente, para definir las promociones por tiempo determinado en el que un negocio ofrece un descuento que permite al usuario adquirir productos o servicios.

Para el Dr. Alberto Barona Omaña, Coordinador Académico de la Licenciatura en Negocios Internacionales de CETYS Universidad Campus Internacional Ensenada, la clave de las ventas flash radica en el límite de tiempo y la disponibilidad delimitada de productos que incitan a los consumidores a comprar.

“El gancho está en otorgar un descuento que no vas a encontrar en otra época del año y esto lo hace más atractivo, así, el negocio o empresa logra mayor cantidad de ventas que le permite contar con más ingresos y capitalizar”.

El también experto en Marketing Digital señala que las ventas flash surgen con la idea de incentivar el estándar de ventas para ciertas épocas del año, sobre todo cuando se registra alguna caída, por ejemplo, en el sector turístico que registra altas ventas en periodos de vacaciones y bajas en el resto del año.

Las ventas flash se dan a través de diferentes canales, como el Cyber Monday que es través de Internet, o el Black Friday en tiendas y espacios físicos y digitales, al igual que el Buen Fin que se realiza en México desde el año 2011.

Alberto Barona, Coordinador Académico de la Licenciatura en Negocios Internacionales.

 

Lo positivo y negativo de las ventas flash

En el caso del vendedor o negocio, Barona Omaña refiere que las ventas flash no siempre resultan positivas, dado que los clientes al ver ofertas se sobrecargan de productos, generando con ello que posteriormente las ventas caigan en un periodo prolongado porque el consumidor cuenta ya con suficiente mercancía para satisfacer sus necesidades.

Para el comprador puede resultar contraproducente si no se da el tiempo de comparar precios o revisar detalles que muchas veces en el descuento no incluye y que le puede generar un costo adicional, haciendo el producto un poco más costoso de lo previsto.

Otro factor que el consumidor debe revisar es su poder adquisitivo para que esas compras no se conviertan en deudas impagables a largo plazo; asimismo, debe comprar productos y servicios que de verdad atiendan sus necesidades y no compren por comprar.

En cuanto a los aspectos positivos que ofrecen al consumidor, Barona remarcó que permiten conseguir los mismos bienes que en otras épocas del año son más costosos, además de la gran variedad de productos que los vendedores tienen en inventario y que ofrecen en este tipo de ventas.

“Realmente aprovechen lo que puedan en este tipo de temporadas y descuentos, revisen las características del producto y servicio, como garantías y condiciones, si son adecuadas para lo que buscan comprar, si realmente responde a sus necesidades y si su poder adquisitivo se los permite”, concluyó.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *