VIDEOColumna: Semiótica del meme. El símbolo de una generación que transforma.

No hay comentarios

¿Cuántas veces has visto un meme sin que te robe una sonrisa? Aunque pareciera algo banal, el meme es parte fundamental de la cultura visual de una comunidad. Guardadas proporciones, te puedo afirmar que “La Catrina” de José Guadalupe Posada cumple el mismo objetivo que el meme contemporáneo, invitar a la audiencia a reflexionar en torno a su contexto. Posada fue un diseñador gráfico cuya obra impulsó los cambios revolucionarios en México. Sus ilustraciones eran dirigidas al pueblo con una carga simbólica sugerente que incitaba al pensamiento liberal. Tenía en cuenta que la mayoría de los campesinos y trabajadores mexicanos eran analfabetas, por ello el énfasis en comunicar con imágenes.

En nuestros días, el meme retoma el legado de la plástica popular y se incrusta en los medios digitales. El meme es un collage digital que, si bien carece del virtuosismo técnico de Posada, mantiene vigente la picardía, el sarcasmo y la irreverencia que caracteriza la cultura de nuestro país. Su producción vernácula, con imágenes difusas por el pixel descuidado, le otorgan un sello de autenticidad. Después de décadas de la perfección estilística impuesta por la publicidad que terminó por distanciarse de la realidad de la gente, el meme es un oasis que ostenta ser la voz de las masas. Si eres creativo, das tu punto de vista de un suceso de actualidad y tienes seguidores virtuales, tienes la puerta abierta a la viralidad.

En este sentido los memes son el estandarte de los millennials, una generación que se caracteriza por impulsar lo que llamo la revolución hedonista. Ellos se caracterizan por un modo diferente de acercarse al mundo, con una visión centrada en el presente y la concepción de que puede existir el esfuerzo y el compromiso sin pasar por el sufrimiento. Los millennials se expresan con memes y los utilizan para demostrar que son la generación que rompe esquemas y que no necesitan los medios oficiales para comunicarse. Son horizontales, sensibles y con inclinación al disfrute estético.

Si bien algunos memes tienden a la ofensa y al escarnio público, me refiero a todos aquellos cuyos símbolos nos invitan a reflexionar. Memes que al arrancarnos la sonrisa disparan el pensamiento crítico y nos motivan a vislumbrar un futuro diferente. Por ello te invito a que cuando interactúes con un meme, lo disfrutes y encuentres el contenido de reflexión que él propone. Al final del día, la vida es una oportunidad para sonreír, incluso a costa de nuestras propias tragedias.

 

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *