Sembró árboles y cosechó amistades; Don Marcelino

No hay comentarios

25 años, 8 meses y 20 días fue el tiempo que Don Marcelino Carrillo López dedicó a la jardinería en CETYS Universidad, periodo en el que logró cumplir metas y hacerse de una gran cantidad de amigos y compañeros para toda la vida.

Oriundo de la comunidad de San Francisco en el Estado de Nayarit, Don Marcelino comenta que bajó de la Sierra con el fin de buscar una vida diferente a la que tenía en su comunidad indígena, para ello recorrió el Estado, llegando hasta Guadalajara y a Ciudad de México; posteriormente se dirigió a Sinaloa, donde lo invitaron a visitar Estados Unidos en el año de 1975, luego de un tiempo del otro lado de la frontera, llega a Mexicali en el año de 1980 y se establece en la zona del Ejido Hechicera.

Conoció a la mamá de sus hijos, Martina Bogarín en ese entonces y comenzó a trabajar con la familia Gallego, donde conoció al Sr. Milthon Castellanos quien los unió en matrimonio, siendo este Presidente Municipal. Posteriormente hizo amistad con un entrenador de la familia con la que trabajaba y lo ligó a CETYS para trabajar.

MarcelinoMarcelino de 62 años es padre de 4 hombres, Roberto, Victor, Rafael y Andrés; recientemente tuvo la oportunidad de jubilarse tras su largo camino por la institución.

“Le agradezco a CETYS porque primeramente no podía hablar bien, aquí estudié la Primaria, y luego mis hijos también estudiaron Licenciatura. Ahora me voy a dedicar a la jardinería de manera independiente. Me gustaría sembrar y cosechar tomate, ajonjolí y alfalfa”, dijo.

Trabajo de jardinero

Yo no me puse hora para llegar a trabajar, aseguró Marcelino, quien siempre llegaba al campus Mexicali en punto de las 5 y cuarto de la mañana para comenzar su jornada, a pesar que el horario de trabajo era a las 6 en punto.

Marcelino

“Por eso me rinde el trabajo, por que llego tempranito; ya cuando llegan los alumnos está limpio y bien cortado. Me gusta mucho podar, plantar y hacer artesanía como las canastas del centro comunitario cerca de Informática”, comentó.

Marcelino mencionó que la mayoría de los árboles que actualmente hoy vemos por el campus, fueron plantados en su época, y algunos tienen más de 15 años, especialmente aquellos que se encuentran frente al CEID.

“Los árboles necesitan agua, oxigeno, darles mantenimiento y cariño; son como una persona, es importante que no se sientan solos”.

Recuerdos en el CETYS

Marcelino dijo estar muy afortunado ya que ha hecho buenas amistades aquí en CETYS, para lo cual recordó al difunto Antonio Cervantes, quien era mayordomo cuando llegó a trabajar.

Marcelino

“En ese tiempo Carlos Castellanos estaba en Recursos Humanos junto con la señorita Thelma. Luego conocí a Fidencio, Maria Elena, Blancas de la Cruz, Samuel Díaz, Mauro Chávez, Valadez, Dora, y tambien al Doctor Sandoval que en paz descance”, agregó.

Cabe mencionar que Don Marcelino padeció de catarátas, motivo por el cual no veía bien, es por ello que la comunidad CETYS y sus compañeros se solidarizaron para apoyarlo, como resultado, se somete a cirugía y recupera la vista.

“Me voy dando las gracias a lo compañeros que me ayudaron y a quienes se volvieron mis amigos. Me despido de CETYS con mucho orgullo, ya que al pasar de los años lo he visto como se ha transformado con sus nuevos edificios; ahora se ve muy bonito, se mira más guapo el CETYS”, mencionó.

Marcelino

Marcelino con su familia.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *