Redes sociales: ¿el ¨producto milagro¨ de la empresas con problema de ventas?

2 Comments

Las redes sociales como todo sabemos, son aquellas plataformas online que nos conectan con los lejanos y nos desconectan de los cercanos; un lugar donde expresamos todo lo que pasa por nuestras mentes y que nos informan antes que los periódicos; favorecen el enfrentamiento verbal con extraños por temas inverosímiles y otros no tanto; nos hacen reír, compartir y en ocasiones envidiar a otros… y son también el boom mercadológico que ahora parece ayudar a muchas empresas a darse a conocer. Para ejemplo de ello, se puede considerar que Facebook ahora es la nueva guía telefónica amarilla, pues los usuarios ya no consultan dicho libro para obtener información sobre una empresa: ahora utilizan dicha red social para obtener los datos de contacto de una empresa, sin necesidad de perder más tiempo.

Recientemente, tuve la oportunidad de impartir algunos talleres de mercadotecnia digital y redes sociales para MyPyMES. Debo reconocer que estas experiencias me llenan de gratitud al descubrir que la mercadotecnia se está impregnando en el modo de trabajo habitual de muchas empresas a nivel regional. En medio de la convivencia con algunos de los asistentes, me percaté de un pensamiento prevaleciente en muchas empresarios o gerentes: ¿qué sucede cuando se está convencido de que todos los problemas de ventas, se resolverán publicando contenido promocional en alguna red social?

Snapchat, Instagram, Pinterest, Twitter y Facebook claro está, son magníficas ejemplos de herramientas promocionales cuya accesibilidad está a unos cuantos click o toques de pantalla, pero utilizar redes sociales para promover un negocio no lo salvará de un fracaso inminente si no resolvemos algunas cuestiones antes de incursionar con toda fanfarria al mundo de las redes sociales y la mercadotecnia digital. Antes de incursionar en redes sociales de forma regular, aquí hay algunas preguntas para autodiagnosticar nuestra empresa:

  • ¿Mi negocio tiene una imagen corporativa adecuada y bien definida con un manual de identidad que la fundamente?
  • ¿Mi servicio al cliente es de calidad?
  • ¿Tengo personal capacitado para atender mis redes sociales constantemente?
  • ¿Cuento con un diseñador que ayude a crear contenido gráfico para mis publicaciones?
  • ¿Estoy dispuesto a cumplir con las ofertas o promesas de ventas que difundiré en internet?

Ninguna red social es el ¨ancla salvadora¨ de la mercadotecnia para rescatar empresas de un desastre comercial inminente; si bien las redes sociales sirven como un canal de comunicación y ayudan a crear comunidades, su última consecuencia es la venta, pero esto llega después de la planeación de esfuerzos de acuerdo al perfil del mercado a atender y una correcta estrategia a implementar en cada red con gran constancia. Debemos estar preparados para hacer frente al escrutinio constante e inmediato de clientes que tienen en sus manos el poder de dañar o favorecer nuestra reputación online que a su vez se traduce en la reputación real de la empresa.

Cabe mencionar, que la mercadotecnia tradicional u offline no ha perdido su brillo; más que nunca es necesario conocerla, apropiarse de sus postulados y buscar la manera de introducirla a nuestros sistemas de trabajo. Parafraseando al padre de la mercadotecnia:  Philip Kotler, la mercadotecnia es una disciplina que busca satisfacer las necesidades y deseos del mercado, a través del intercambio de bienes y servicios tomando en cuenta ampliamente las preferencias del mismo, y como buena disciplina, debe hacerse de forma constante, planificada y certera.

No olvidemos que la esencia de la mercadotecnia es entender a nuestro mercado, satisfacerlo, estimular el intercambio y obtener su preferencia a través de un vínculo emocional con nuestra marca: en la mercadotecnia digital y en las redes sociales, esto se hace evidente como nunca antes e incluso cada esfuerzo y su resultado se puede medir de forma científica a través de las métricas o KPIs. Prescindamos del sobrino o el vecino a quienes les gusta la tecnología y llamemos a los profesionales hacer su trabajo tanto en la mercadotecnia tradicional como en la digital.

Me despido no sin antes mencionar que la mercadotecnia digital y especialmente las redes sociales, no son el ¨producto milagro¨ de nuestra baja en ventas. Habremos de analizar a profundidad el origen del problema, hacer uso de la mercadotecnia offline para así incursionar con éxito en la mercadotecnia online. La mercadotecnia digital vino para quedarse sin desbancar a la mercadotecnia tradicional; por el contrario, llegó a complementarla en favor de la competitividad y rentabilidad de las organizaciones.


Mtra. Faviola Villegas, Coordinadora de la Licenciatura en Administración de la Mercadotecnía de CETYS Universidad Campus Mexicali.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

2 Discussion to this post

  1. Austreberto negrete says:

    Excelente analisis. Se aprende todos los dias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *