Novedad editorial: Los nombres pendientes de Ruth Vargas Leyva

No hay comentarios

El Programa Editorial del CETYS está orgulloso de presentar Los nombres pendientes, de la poeta tijuanense Ruth Vargas Leyva (Tijuana, 1946), título que se une a la colección de poesía Ojo de Agua.

Ruth Vargas Leyva es doctora en Educación por la Universidad de Aguascalientes, y profesora investigadora en el Instituto Tecnológico de Tijuana. Fue miembro fundador del taller de poesía Voz de Amerindia (UABC). Su poesía forma parte de las antologías Siete poetas jóvenes de Tijuana (1974), Piedra de serpiente (1993), Nuestra cama es de flores (2007), entre otras. Sus libros más recientes son Poemas del ordenador (2007), Solo estamos de paso (2011), Ciudades visibles (2012) y Retorno a la ciudad (2016). La autora nos responde tres preguntas clave para conocer su poemario más reciente.

  1. ¿Cuáles son los temas que encontrarán los lectores en Los nombres pendientes?

El amor, como la mítica ciudad de Troya y todas las capas de las ciudades que existieron, una sobre la otra. La última capa se asentó sobre todas ellas y dio cuenta de una memoria que era una necesidad del espíritu. La construcción de una memoria amorosa sobre otra memoria. Por eso, el último beso evoca el primer beso, y el olor de los cuerpos trae otro olor evocado.

De eso trata este poemario, de la construcción del amor formada por vivencias, por instantes, por la necesidad de sentirse unido a otro en el plano más íntimo. La palabra vuelve al cuerpo de los deseos y lo transforma para sublimarlo.

  1. ¿Cuál fue tu proceso de formación como escritora y de qué manera fue tomando forma este nuevo poemario?

Pertenezco a la llamada generación Siete poetas jóvenes de Tijuana. Me formé en el taller Amerindia de la Universidad Autónoma de Baja California, pero venía de lecturas previas de González Martínez, Rabindranath Tagore, Paul Verlaine, José Gorostiza, Efraín Huerta, Octavio Paz, entre otros. De estas lecturas aprendí que la poesía es una manera de sentir y percibir las cosas, exige un esfuerzo mental, y colapsan en un momento de emociones.

Los nombres pendientes se escribió en poco más de un año. Es un camino de encuentros, de memorias que se acumulan y colapsan en un instante de emociones encontradas: el sentimiento de que sólo vivimos un breve instante, irrepetible, que es también un déja vù; la sensación de que ya se ha vivido un momento, que se puede rastrear en la memoria el origen de una sensación olvidada, que ahora parece nueva. Cuando tomó forma, los poemas se organizaron en tres secciones que conforman una historia.

  1. El deseo y el amor son elementos fundamentales en los versos de este poemario, ¿por qué la poesía parece ser el medio idóneo para expresar la pasión?

La poesía amorosa es un estado de la palabra, y en ella se prolonga el deseo, el breve instante que parece eterno. Mediante el amor se llega a tener conciencia de la presencia del “otro” pero también de la propia: Existo porque tú me miras”. El propio cuerpo sólo se reconoce en el otro cuerpo. Pizarnik escribió: “Que tu cuerpo sea siempre/ un amado espacio de revelaciones”. La poesía es un medio para expresar el deseo porque lo sublima, y de expresar el amor porque lo conduce al deseo.

Desde El cantar de los cantares, todos los poemas de amor son crípticos, esconden el deseo postergado o el consumado. Cada lector encuentra lo que busca. El significado de un texto no se agota. Ahí está el poder de la poesía. Los nombres pondientes son un eje conductor del deseo, el amor y la necesidad de estar viva.

 

Eduardo Hurtado, comentarista de esta obra, escribió: «En Los nombres pendientes, estación decisiva en el itinerario de Ruth Vargas, la memoria del hecho amoroso fluctúa entre la certeza de los prodigios compartidos y la conciencia, incómoda y obstinada, de que en términos estrictos el amado “apenas estuvo ahí”».

Los nombres pendientes y otros títulos de la colección Ojo de Agua están disponibles en el Módulo del Programa Editorial del campus Tijuana y en la versión para Kindle.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *