No todos aprendemos Matemáticas de la misma manera

No hay comentarios

Uno de los temas más complejos en términos educativos en las últimas décadas en el país, es la enseñanza y la adquisición de las matemáticas, según informó la Dr. Julieta Bonilla, Docente de la Escuela de Psicología en CETYS Universidad.

La experta dijo que esto se debe en gran parte a dos factores: los modelos que usan los maestros en su proceso de enseñanza y su funcionamiento; y las condiciones propias del individuo para aprender matemáticas.

matemáticas

“Para la área de la Psicología, este fenómeno lo vemos a través de la inclusión, teniendo como nombre al diagnóstico ‘discalculia’, la cual es la dificultad en la adquisición y consolidación de las habilidades matemáticas; por ejemplo aquellos niños que no les es fácil comprender las nociones de espacio o conteo y más grandes se les dificulta entender fracciones”, dijo.

En este sentido, Julieta Bonilla aseguró que existen personas que tienen problemas para adquirir las matemáticas, o más bien a niveles de la neurociencia, las personas afectadas tienen una deficiente organización cerebral para hacerlo mejor o no.

Como invitado a impartir una conferencia en dicho tema, el Mtro. Roberto Abreu-Mendoza, aseguró que es importante entender al alumno en sus diferencias, lo cual por ley está establecido, donde se dice que la educación debe ser inclusiva.

“Esto supone un reto para el propio Sistema Educativo pero no puede dejar de atender la problemática,  si un niño tiene dificultades para aprender,  los maestros deben tener la responsabilidad de saber qué es lo que le pasa al estudiante”, advirtió.

matemáticas

Abreu-Mendoza agregó que se necesita comprender cada vez más cómo funciona el cerebro para poder ajustar los programas educativos. “Esto es relativamente nuevo, apenas en 1980 comenzó el estudio del cerebro, por lo que hay que considerar que la manera en que se han estado impartiendo, no es la ideal para todos”, informó.

Más sobre la Discalculia

¿Qué es?

Es un trastorno del aprendizaje que se manifiesta con una baja capacidad para entender los números, para el cálculo mental y para el procesamiento matemático. “Es como una dislexia de los números”, según Josep Maria Serra Grabulosa, neuropsicólogo especializado.

¿A quién afecta?

Es tan común como la dislexia y se calcula que afecta a un 5% de la población infantil, aunque hay pocos estudios y muchas personas -tanto niños como adultos-, sin diagnosticar.

¿Cómo se detecta?

Las dificultades para comprender las magnitudes numéricas se reflejan en un bajo rendimiento en matemáticas en la escuela a medida que se avanza de curso, pero hay indicios que pueden detectarse cuando el niño tiene tan solo 4 o 5 años. Por ejemplo:

Si el niño tiene problemas para comparar qué número es mayor o menor, para saber qué número va entre otros dos o si siempre se olvida algún número cuando cuenta hasta diez o hasta veinte.

¿Cuáles son las señales de alerta?

La más evidente es contar con los dedos. En un primer curso de Primaria es normal; en segundo, muy pocos recurren ya a los dedos para contar, y si un niño lo hace en tercero, es muy probable que tenga problemas de aprendizaje.

*Con información de La Vanguardia
Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *