Mi Experiencia Como Estudiante de Intercambio

No hay comentarios

Hablar de un intercambio es hablar de una de las experiencias más enriquecedoras para nosotros los jóvenes, debido al reto que implica poder adaptarse y conocer un mundo totalmente diferente. En un principio sentí miedo ya que me fui a vivir solo por un periodo de 6 meses a un país completamente diferente al mío, pero me armé de valor y decidí dejar mis temores a un lado. Lo curioso fue mi primera impresión al bajar del aeropuerto en Finlandia. Todas las personas fuera del aeropuerto eran de estatura alta, cabello rubio, ojos azules y hablando un idioma completamente diferente al nuestro; pero eso no fue todo, pues al salir por las puertas del aeropuerto, lo único que pude ver fueron toneladas de nieve… En las calles, sobre los autobuses, en todas partes. Recuerdo muy bien que lo primero que pensé cuando salí de ese aeropuerto fue ¿Qué estoy haciendo aquí, me voy a morir? Y es fácil de entender comparado con el clima caliente de nuestra ciudad. Durante este periodo de intercambio conocí personas de todas partes del mundo, de hecho, yo compartía estancia con un irlandés, quien se convirtió en uno de mis mejores amigos, una muchacha sueca muy guapa, y una chica española, que es excelente cocinera, nos hicimos muy buenos amigos los cuatro. Aparte de ellos había más estudiantes de intercambio… gente de Francia, Holanda, Dinamarca, Inglaterra Sudáfrica, Italia, Bélgica, España, Irlanda, etc. Aprendes a conocer su cultura, los puntos de vista cada uno con respecto al mundo, y más que nada, te das cuenta de lo marcado que son los estereotipos con respecto al mexicano. Se puede decir que algunas personas pensaban que viajábamos en burro, una amiga me llegó a preguntar que si en México existía la democracia. Se puede decir que tiene un concepto de México como si viviera 100 años atrás. Compartí momentos inolvidables con todos ellos, nos hicimos todos muy buenos amigos porque creas un lazo de unión enorme entre todas las personas con las que vives, lo cual es una experiencia inolvidable. Aprendes a confiar y conocer a otras personas y eso es algo muy enriquecedor… Recuerdo compartir tradiciones mexicanas con mis amigos, les enseñé lo que son los dulces mexicanos, aprendieron a prepararse un taco de carne asada y a darse cuenta de que los frijoles no son tan malos. Todo ese tipo de cosas te hacen valorar a tu país de una manera enorme.Resumiendo el propósito de mi experiencia, creo que irte de intercambio es una de las mejores experiencias que puedes vivir y valorar, para mí fue una de las mejores cosas que pude haber realizado en mi vida estudiantil y tal vez en mi vida, más que nada por la calidad de gente invaluable que se convierte en tus mejores amigos. Ahí es cuando te das cuenta que tal vez un país no es tan diferente a otro.*Extracto de Testimonio

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *