¿Los ateos pueden ser espirituales?

No hay comentarios

Generalmente asociamos la espiritualidad con la religión, o con ciertas prácticas místicas. ¿Esto tiene que ser así? ¿Se puede ser espiritual o vivir la espiritualidad sin ser religioso o sin practicar ninguna religión? La respuesta es un contundente sí.

Las religiones nacen con un propósito que quizá no siempre alcanzan: ayudar a que los seres humanos logren la experiencia de lo espiritual (o, podemos decir, de lo sagrado). Los seres humanos somos espirituales (somos sagrados). De ahí que nuestro desarrollo integral requiera del desarrollo de nuestra espiritualidad. Y las religiones deben ayudarnos a conseguir ese desarrollo, pero no es indispensable alcanzarlo a través de alguna de ellas.

Es como la salud. La salud es una aspiración de todos los seres humanos. UNA manera de mejorar nuestra salud es asistir a un gimnasio, o tener ciertas rutinas de ejercicios. Pero no es indispensable ir al gimnasio o hacer ciertas prácticas para ser saludable.

El desarrollo espiritual nos lleva a la experiencia de lo SAGRADO. Es la experiencia profunda de la trascendencia humana. Algunos la alcanzan ayudados por la práctica religiosa, otros lo logran sin esa ayuda. Lo importante es esa experiencia que nos vuelve conscientes de nuestra identidad, de nuestra interdependencia y, entre otras cosas, de la suprema dignidad de la vida humana.

¿Qué piensas al respecto?

Si deseas participar envía tu aportación a joseluis.espinosa@cetys.mx


Sobre el autor

cetys_brioEl Maestro José Luis Espinosa estudió Filosofía y Teología. Actualmente es Director de Formación Integral Universitaria, responsable de los programas Fortes, Impacto y Brío en el Sistema CETYS Universidad. Le interesa el desarrollo humano, la ética aplicada y la música clásica.

Contáctalo a través de joseluis.espinosa@cetys.mx

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *