Las competencias docentes bajo la mirada de una universidad humanista

No hay comentarios

Si comparamos al ámbito educativo con un teatro, los actores protagonistas serían los estudiantes, la institución escolar y el docente. En particular, sobre éste último recae un peso importante, ya que hoy más que en otros momentos de nuestra historia, pretendemos a través de la escuela lograr una verdadera formación integral. La docencia es una actividad que nos demanda contar con diversas y complejas habilidades, al respecto, Philippe Perrenoud, ha propuesto 10 competencias para enseñar:

  1. Organizar y animar situaciones de aprendizaje.
  2. Gestionar la progresión de aprendizajes.
  3. Elaborar y hacer evolucionar dispositivos de diferenciación.
  4. Implicar a los alumnos en sus aprendizajes y en su trabajo.
  5. Trabajar en equipo.
  6. Participar en la gestión de la escuela.
  7. Implicar e informar a los padres.
  8. Utilizar las nuevas tecnologías.
  9. Afrontar deberes y los dilemas éticos de la profesión.
  10. Organizar la propia formación continua.

Para dicho autor, éstas marcan la pauta para desarrollar otras más específicas y formar al profesorado en su vocación formadora. Bajo esta mirada, la labor docente resulta diversa y compleja, al parecer este escenario nos deja poco tiempo para hacer un alto y responder cuestionamientos inherentes a nuestro quehacer profesional, ¿cómo lograr que mis estudiantes se involucren en sus aprendizajes?, ¿cómo hacer para que los contenidos y actividades didácticas adquieran un verdadero sentido y significado? De acuerdo con Galbán (2016), si pretendemos mejorar e innovar en nuestra praxis, debemos analizar y reflexionar sistemáticamente sobre la misma.

En particular, CETYS Universidad identifica cinco elementos fundamentales para el buen desempeño de la docencia:

  1. Compromiso Institucional.
  2. Carácter y formación.
  3. Responsabilidad y cumplimiento.
  4. Conocimientos.
  5. Capacidad y habilidad docente.

Asimismo, se ha generado una tipología del docente CETYS, misma que comprende ocho factores.

  1. Congruencia con la filosofía educativa.
  2. Manejo actualizado del conocimiento.
  3. Competencias tecnológicas.
  4. Competencias pedagógicas.
  5. Competencia para una cultura de investigación.
  6. Desarrollo de cualidades para la gestión.
  7. Integración a acciones de vinculación comunitaria.
  8. Manejo de un segundo idioma.

Sin duda, esta tipología es pertinente y oportuna para responder a las demandas y necesidades del actual contexto social y cultural altamente globalizado. Vale la pena señalar que en palabras del Dr. Alberto Gárate Rivera (vicerrector académico), los grandes retos del profesor CETYS comprometen la generación y desarrollo de conocimiento, establecer una relación ética con los estudiantes, llevar a los estudiantes más allá del salón de clases, motivarlos a desarrollar proyectos, hacer de las clases experiencias distintas, vivir y convivir a través del sistema de valores CETYS (Libertad, Justicia, Verdad, Belleza, Bien y Espiritualidad).

Así pues, se patenta la apuesta de esta institución como Universidad Humanista, lo cual, ante todo compromete una tarea que no cesa sólo en la labor que se realiza en un salón de clases, esta labor se respira y se transpira todos los días. Asimismo, dicha apuesta hace justicia a la profesión docente, la cual se gesta y desarrolla a partir de la interacción humana entre profesores y estudiantes, en consecuencia, dicha labor se posiciona como una de las más complejas actividades humanas y, por ende, de mayor trascendencia y alcance. Es imperante abrazar la profesión de la docencia, dignificar y resignificar su sentido a través de nuestra práctica, el guion de la obra en la que actuamos lo escribimos nosotros, sólo así seremos verdaderos protagonistas.

KarlaDiaz

Dra. Karla María Díaz López

  • Profesora-investigadora de tiempo completo, CETYS Universidad, Campus Internacional Ensenada.
  • Coordinador Académico del Programa de Maestría en Educación y Doctorado en Educación.
  • Miembro del Sistema Nacional de Investigadores del CONACYT.
  • Áreas de interés: factores asociados al aprendizaje, abandono escolar, evaluación educativa, desarrollo de instrumentos de medición, ética profesional.
Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *