Ingenieros con experiencia antes de egresar ¿será posible?

No hay comentarios

Dos años de experiencia en la industria, habilidades en áreas particulares de la ingeniería, así como conocimientos del idioma inglés oral y escrito, son tres de los principales requisitos para que los recién egresados de programas de ingeniería puedan obtener su primer empleo. Pero ¿están las universidades mexicanas siendo conscientes de ello?

En Baja California sucede un caso muy particular con CETYS Universidad, donde la vinculación con la industria ha sido la clave de éxito en los últimos años, esto a través de un sólido programa de proyectos y prácticas profesionales. Sin embargo, por si fuera poco, en 2019 los estudiantes de los siete programas adscritos a la  Escuela de Ingeniería en Campus Tijuana, serán postulados a destacadas empresas para una experiencia de 14 semanas, ahí tendrán un reto: solucionar un problema ingenieril propuesto por las organizaciones.

De acuerdo con el Mtro. Fabián Bautista Saucedo, Director de la Escuela de Ingeniería, el programa de Ingeniería Industrial fue quien abrió brecha, quien llevó primero a sus estudiantes al campo real. Hoy, con el compromiso de lograr la acreditación ABET (La más importante en calidad para los programas formativos en Ingeniería en el mundo) y continuar ofreciendo un elemento diferenciador, es que la inserción del alumnado se ha convertido en una prioridad.

Hoy, el principal valor agregado que puede tener un universitario son las diversas experiencias que tuvo durante su formación.

En este sentido, la Mtra. Jessica Ibarra Ramonet, Directora Zona Costa de CETYS Universidad, asegura que a 57 años de la fundación de la institución, hoy el equipo que conforma rectoría está siendo consciente de la necesidad y realizan cambios por ello, esto con el respaldo de instituciones alrededor del mundo que les abren sus puertas para conocer las mejores prácticas.

“No podemos dejar que quienes estudian en CETYS Universidad, sólo se dediquen a estudiar, cuando está en nosotros la posibilidad y la oportunidad de poderlos llevar desde tempranos semestres a la industria real, dándoles la oportunidad de desarrollarse como profesionistas, pero también como personas íntegras y socialmente responsables”, añadió la directora.

El reto principal de las universidades mexicanas es darle un giro a la experiencia en el aula.

Mientras tanto, ¿qué está sucediendo en las aulas? En el caso de Ingeniería Mecánica, a través de la asignatura de “Estructuras automotriz” que lidera el Mtro. Esteban Álvarez, los estudiantes se han dado a la tarea de convertir un automóvil Volkswagen 1970 en un llamado “Baja bug”, así no sólo conocen la teoría, sino que también desarrollan habilidades en soldadura, el uso de discos de corte, funcionamiento de motor y diseño de estructuras. “El objetivo es aprender a convertir una idea a un proyecto, a superar los obstáculos (Económicos, tecnológicos y de conocimiento) para poder materializar lo que nos proponemos”, señala Iván López, estudiante.


Fotografías: cortesía de Ivan López 

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *