Fríamente calculado: Seis consejos para pasar un buen invierno

No hay comentarios

El invierno está por comenzar, pero las bajas temperaturas ya comienzan a sentirse en la capital, bastante inusuales para la calidez cachanilla. Por ello, es importante enlistar los siguientes consejos, que permitirán desarrollar nuestras actividades diarias sin contraer enfermedades respiratorias.

  1. Salir siempre abrigados: A pesar de leerse como axioma, gran parte de la población omite este principio. Una de las áreas del cuerpo más vulnerables al frío es el pecho. Al usar un suéter, o, al menos, un chaleco, facilitamos el trabajo de nuestro sistema inmunológico y lo mantenemos fuerte para combatir a las enfermedades características de esta temporada.
  2. Mantener una higiene adecuada: Según la Dra. Lorena López-Cerero (2017), microbióloga de la Sociedad Española de Enfermedades Infecciosas y Microbiología Clínica, las manos poseen entre 104 y 109 tipos de bacterias. Ello, sumado a los miles de patógenos asociados a las enfermedades respiratorias, convierte al lavado de manos adecuado antes de ingerir alimentos en un auténtico neceser que se acentúa en tiempo de frío.
  3. Moderar el uso de calefacción: Es bastante placentero usar la calefacción de nuestro automóvil al momento de manejarlo durante los meses de frío. No obstante, realizar esto indiscriminadamente, y salir de nuestro vehículo sin tomar las precauciones adecuadas, puede propiciar que nuestro organismo no pueda adaptarse a ello, vulnerando nuestras defensas.Lo mismo se aplica al hogar, y se le adiciona el riesgo de la acumulación de dióxido de carbono gracias a los calentones. Es por ello que debe tenerse la ventilación correcta en el espacio destinado. En el caso de tener cobijas eléctricas, es importante desconectarlas, con el propósito de prevenir incendios.
  1. Seguir haciendo ejercicio: Por más que las cobijas reclamen nuestro cuerpo, es necesario continuar ejercitándonos. Entre los principales beneficios para ello está mejorar la circulación y la segregación de dopamina, lo cual evita la tristeza usualmente asociada al frío. Si no has empezado a ejercitarte, es un tiempo excelente para hacerlo, puesto que tendrás el gimnasio prácticamente para ti solo.
  2. Hidratarse: El frío siempre trae resequedad al órgano más extenso de nuestro cuerpo: la piel. Por ello, es de vital importancia no descuidar la ingestión del vital líquido, especialmente dada la predilección tradicional del consumo de bebidas embriagantes en esta temporada del año, que propician la deshidratación.
  3. Consumir cítricos y frutas ricas en vitamina C: Uvas, guayabas, limones, limas, naranjas y toronjas: todas tienen un punto en común: una alta concentración del enantiómero L del ácido ascórbico, mejor conocido como vitamina C, que es fundamental para el crecimiento, desarrollo y reparación de las células. Esto es esencial en una temporada donde el organismo, habituado a temperaturas elevadas, requiere de un apoyo adicional para funcionar de manera óptima.

Los Embajadores de CETYS les deseamos felices fiestas y un muy próspero 2019. ¡Hasta entonces!


Aldo Sainz, estudiante de la Licenciatura en Derecho, Becario del Departamento de Comunicación y Relaciones Públicas de CETYS Universidad Campus Mexicali, y #CETYSAmbassador.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *