Factores de riesgo psicosociales están afectando la salud mental de colaboradores

No hay comentarios

El ausentismo en los espacios laborales está generando pérdidas de hasta un 23.8% en productividad y, de acuerdo con la Secretaría de Trabajo y Previsión Social, esta cifra se asocia a una oleada de padecimientos psicológicos. Ante dicho contexto, ¿es ésta una situación de la cual se están ocupando las organizaciones?

Para el Dr. Alberto Álvarez Noriega, Director de la Escuela de Psicología en CETYS Universidad Campus Tijuana, esto es una consecuencia de situaciones como un empleo monótono, tareas desagradables o un volumen excesivo de trabajo, por mencionar algunas, siendo el estrés uno de los principales padecimientos en el mundo laboral.

Y en el panorama mundial, esto no se encuentra alejado de la realidad, pues México ocupa el primer lugar en el tema de estrés laboral, esto según un estudio de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Mientras que para la Organización Internacional del Trabajo (OIT), las enfermedades laborales equivalen al 4% del PIB global.

Por ende, de acuerdo con el Dr. Álvarez Noriega, la aplicación de la Norma Mexicana 035 es un hecho de trascendencia en el ámbito, pues a través de ella es posible regular a todas las empresas y de esta forma les sea posible realizar un diagnóstico de los factores de riesgo psicosociales en el espacio de trabajo.

“Si lo que observamos en los trabajadores está relacionado con dichos efectos, se da la opción de que como empresa se intervenga y con ello trabajar una posible reestructuración”, comparte. En este sentido, invita a observar el tema desde dos vertientes: a nivel organizacional y a nivel colaborador.

Sin embargo, a esta situación también se le añade el estigma sobre lo que significa buscar atención psicológica; por lo que también es necesario que los líderes de los equipos generen un entorno laboral de puertas abiertas, donde también se generen relaciones de confianza a través de la amistad.

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *