Envejeciendo desde la juventud

No hay comentarios

¿Se ha preguntado alguna vez cuándo empieza uno a envejecer? ¿Cuándo podríamos decir que nos estamos volviendo viejos? Seguramente no es antes de los 20 años, pues en esas edades estamos aún en pleno desarrollo.

El envejecimiento principalmente se distingue por dos tipos de cambios, el físico y el mental (o cognitivo). Aunque cada persona observa estos cambios a ritmos muy diferentes, la dirección de estos cambios en general aplica a todos: todos envejecemos un poco diferente. Justamente, es en las etapas tardías de la vida que las personas son más diferentes entre sí: hay mayor diversidad en la vejez que en la infancia.

En cuanto a los cambios que suceden con la vejez, en lo primero que pensamos son los cambios que pasan a nuestro cuerpo: se va disminuyendo paulatinamente la fuerza física (masa muscular), resistencia, elasticidad de la piel, entre otros cambios. Menor tiempo le dedicamos a considerar los cambios que pasan en nuestra cognición: va disminuyendo nuestra velocidad para pensar, nuestra habilidad para recordar cosas a corto plazo.

Sin embargo, el envejecer no sólo viene acompañado de disminuciones, especialmente en lo cognitivo, envejecer sucede también con ganancias. Las personas, a lo largo de la vida, vamos acumulando experiencias, conocimientos, memorias, que poco a poco nos van dando ventajas. Si con el paso de los años mantenemos una vida activa, con aprendizajes continuos, con experiencias nuevas, con hábitos saludables, generamos algo que conocemos actualmente como “reserva cognitiva”. Esta reserva nos ayuda a desacelerar aquellos cambios cognitivos que pasan con la vejez.

Esas habilidades, una que disminuye con la edad y otra que aumenta, se les podría agrupar en dos conceptos relacionados con la inteligencia. La inteligencia fluida sería aquella que disminuye con la edad, que se refiere a la velocidad para pensar, y a la habilidad para recordar cosas en el mismo momento y resolver problemas con esa información. En cambio, la inteligencia cristalizada sería aquella que aumenta con la edad, y que se refiere al conocimiento y a la experiencia acumulada.

La inteligencia fluida, entonces, tiene su mejor momento en la juventud, especialmente entre los 22 y 26 años. A partir de esa edad, tiende a disminuir por el resto de nuestras vidas. Por esa razón, podríamos decir que, en relación con nuestra cognición, envejecemos desde los 25 años aproximadamente. En cambio, la inteligencia cristalizada tiene su mejor momento hacia el final de la vida. Por lo tanto, desde esa perspectiva, nuestro mejor momento en la vida sería justo ahora, sin importar la edad que tengamos.

Creo que uno de los puntos más importantes que podemos reflexionar de todo esto es el preguntarnos ¿desde cuándo nos debemos preparar para nuestro envejecimiento? A veces se podría pensar que a los 50 o 60 años nos tocará preocuparnos de los cambios que nos toque vivir, ya sea físicos o cognitivos. Sin embargo, si estos cambios cognitivos comienzan a suceder paulatinamente a lo largo de toda la vida desde los 25 años aproximadamente, eso significa que desde ese momento es que tendríamos que preocuparnos de nuestro proceso de envejecimiento.

Comenzar a hacer cambios en nuestros hábitos físicos, de dieta, de ejercicio, de actividades mentales, a los 50 años es postergarlo demasiado (aunque nunca es tarde porque cualquier cambio positivo nos dará ganancias, mientras más temprano iniciemos, más ventajas nos dará). Nuestra reserva cognitiva la construimos desde mucho más temprano: envejecer activamente inicia desde la juventud.


Sobre el autor…

Mtro. Manuel Mejía Ramírez: es Psicólogo, Neuropsicólogo, Profesor de Tiempo Completo en la Escuela de Psicología, y docente de la Maestría en Neuropsicología de CETYS Universidad en Campus Tijuana; es especialista en las áreas de Neuropsicología Cognitiva, Análisis de datos y Psicometría; cuenta con más de 21 años de experiencia en la docencia.

 

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *