Dice adiós el músico, maestro y amigo Elías Chacón: XXI años de la Orquesta Contratiempo

No hay comentarios

El telón del Auditorio CETYS se abre una vez más para la Orquesta Contratiempo; sin embargo, su director, el maestro Elías Chacón, siente en sus huesos que en esta ocasión las ondas sonoras de los instrumentos vibrarán de forma distinta: se cumplen XXI años de su Orquesta, y XXI años de que comenzó la aventura en Contratiempo, dos fechas hermanas que de alguna forma, llegaban a su fin esa misma noche.

El maestro, el virtuoso músico, pero sobre todo el amigo, decía hasta luego a una batuta que llevó con orgullo por más de dos décadas, en las que enseñó a alumnos de CETYS Universidad a amar la música tanto como lo hace él.

“Llegué aquí por una casualidad del destino en el verano de 1988. Participé en un concurso de canto de un medio local, y ahí conocí a quien logró que se formara la Orquesta Contratiempo: Manuel Rafael González Castilla. Él vio mi trabajo, me fue a buscar a donde yo tocaba y me propuso dirigir un grupo de nueva formación en CETYS: yo le dije que sí porque yo digo que sí a todo” rememoró el maestro Elías sobre sus inicios en Contratiempo.

Entre sus anécdotas, recuerda que cuando se presentó ante el comité que lo designaría como maestro de música, respondió con toda seguridad que él estaría veinte años al frente de la Orquesta: “Todos se rieron en ese momento, pero quiero decirles que aquí estoy, y de eso hace 21 años”.

Las trompetas, el saxofón, las percusiones, las guitarras, los teclados, las voces, los músicos y los alumnos del maestro Elías entregaban todo su talento en esa última presentación en la que podrían llamarlo Director. El público, lleno de fans, familia y ex alumnos, coreaba canciones e inclusive bailaba, cobijados por la oscuridad del recinto y las notas de jazz, rock, balada y pop.

Se da el medio tiempo y la orquesta sale a descansar, pero es ahí donde la sorpresa llega. Un homenaje a Elías Chacón por sus años de entrega y servicio a los jóvenes de CETYS Universidad: las autoridades del Campus Mexicali, sus alumnos presentes y pasados, videos que rememoran los momentos que pasó el maestro con su familia musical, y las lágrimas del músico que dieron calidez al auditorio.

 

 

“La tercera parte de mi vida la he pasado aquí, en Contratiempo. Es una felicidad mi vida, encontré en esto lo mejor de todo, y la verdadera satisfacción está en los alumnos. Nos hemos integrado muy bien en todos estos años, a veces la he tenido que hacer de consejero, de tutor, hasta de papá. También me da mucho gusto que mis alumnos saben que, aunque quieran seguir una profesión en la música, deben de terminar primero su carrera universitaria. Y esta familia es tan grande que incluso alumnos que ya egresaron se siguen acercando a Contratiempo”.

 

De entre estos destaca Octavio “Tavo” Rodríguez, que desde hace 11 años forma parte de la Orquesta. Es él quien se queda a cargo como Director de Contratiempo, y es en la mentoría, consejos y aprendizaje que tuvo con Elías, que se siente listo para la nueva historia de la Orquesta.

“Él me enseñó a apreciar la música, ejecutar los instrumentos que puedo tocar, así como todas las bases de lo que es ser apasionado en el escenario y un buen ejecutante. A nivel personal, nos ayudó a todos muchísimo a ser constantes con nuestra escuela, terminar los estudios y lograr nuestros objetivos, y nunca dejar de lado nuestra formación académica. La Orquesta Contratiempo, yo la quiero muchísimo, es una parte clave de mi pasado, presente y de las oportunidades que llegan ahora.”

Elías se hizo uno con sus instrumentos, tras 21 años de éxitos, despidió y agradeció a todos sus alumnos, que le regalaron la dicha de amar la música en un grupo que se volvió como familia. Son los teclados y el bajo del músico los que resonaron en el Auditorio CETYS, entre despedidas que se sienten como un hasta luego que nunca termina.

 

Siguiente Artículo

Artículos Relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *