La visión en el plan estratégico de la empresa familiar.Publicado el 7 de Octubre de 2016

CETYS Educación Continua

Regresar

Saber dónde estamos, adónde vamos, cuál es nuestra guía y cuáles son recursos con los que contamos para alcanzar nuestra meta, es estrategia. Como bien lo señaló James Dean: “No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino”.

Para eso es importante definir primero la visión, misión, valores y objetivos estratégicos, así como un diagnóstico para construir la estrategia de la empresa familiar. En virtud de que éstas, una vez definidas, ayudan al éxito y constituyen un faro y a su vez un pilar fundamental para la sustentabilidad de la empresa familiar y de sus propietarios. En sentido estratégico, hablar de visión es tener una dirección, un norte, un punto en el horizonte hacia dónde avanzar. Definir la visión nos va a orientar en nuestro accionar, en nuestro decidir. No tener visión implica no tener rumbo. Esto implica que vamos a lograr que la empresa crezca o por lo menos se mantenga a flote, si no definimos primeramente el rumbo.

En el caso de las empresas familiares, estas tienen tres ámbitos definidos de acción: Familia, Empresa y Propiedad. De la interacción de estos ámbitos se ponen en juego siete roles que pueden desarrollarse. Así, definir una visión para este tipo de empresas representa un desafío mayor, y es que deben articular estos tres ámbitos en su rumbo, en su fin, en su norte. Definir la visión común de familia implica, entre otras cosas, ponernos de acuerdo o expresar cómo vemos a nuestra familia, nuestra empresa y el patrimonio en el futuro. Generalmente, las familias poco se ocupan de hacer este ejercicio de definir su visión, y es por lo que no se dan cuenta que sí tienen estrategia y visión, aunque generalmente no la conocen.

La participación de todos los familiares mayores de edad en la construcción de la visión enriquece aún más el proceso y permite a los miembros sentirse parte de ese sueño común. Si bien se encuentran unidos por los lazos consanguíneos, una historia común o un legado, construir la visión ayuda a pensar en la continuidad en el futuro como familia empresaria. Sin lugar a dudas, los valores familiares están implícitamente plasmados en la visión común. Vivir estos valores y ponerlos al servicio de la empresa constituye una de las mayores fortalezas que tienen este tipo de empresas. Son valores que nadie tiene que aprender, que por el sólo hecho de pertenecer a la familia y haber crecido entre ellos impregnan cada acto, cada plan, cada paso que dan para adelante y son la guía que rige sus decisiones y acciones.

FUENTE: http://www.forbes.com.mx/planeacion-estrategica-en-la-empresa-familiar/#gs.N9lRfvw

Compartir Facebook Twitter Gplus Linkedin

Comentarios

Deja un comentario

Cancel